fbpx

3 semanas grandes del mes de agosto

Visitar el País Vasco es una buenísima opción cualquier época del año, pero imagina cómo será visitarlo en fiestas. Agosto es el gran mes de las fiestas de las capitales vascas. Desde el día 4 con el tradicional txupinazo de Vitoria, hasta el día 25 que terminan las de Bilbao. Esto significa que no tienes por qué elegir una de las tres ciudades, puedes visitar todas. 

 

Fiestas de la Virgen Blanca de Vitoria-Gasteiz (del 4 al 10 de agosto)

 

Uno de los momentos más emotivos y emocionantes que no te puedes perder si deseas vivir las fiestas de la capital alavesa, es el txupinazo. Celedón, un muñeco que representa a un antiguo aldeano alavés, cruza la plaza de la Virgen Blanca con su paraguas a través de un sistema de poleas. El recorrido del muñeco acaba en el balcón del ayuntamiento, donde se convierte en humano ante los ojos de miles de personas congregadas allí.

 

Son seis días llenos de ambiente, con conciertos para todos los gustos. Destaca el festival de Jazz pero también hay zonas donde la música es más folklórica y las txosnas, donde el estilo es más alternativo. Es también, una semana perfecta para disfrutar de la gastronómica, fuegos artificiales, carreras de barrikas, los gigantes y cabezudos salen por las calles para que los más pequeños se diviertan y muchos otros actos que completan el día. 

 

Las fiestas terminan la madrugada del día 10, cuando Celedón vuelve a subir a la torre del campanario de San Miguel entre fuegos artificiales para poner fin a la semana. 

 

Semana Grande de San Sebastián- Donosti (del 10 al 17 de agosto)

 

Casi sin tiempo para recuperarnos de las fiestas de Gasteiz, comienza la semana grande de Donosti con el tradicional cañonazo que se lanza desde Alderdi Eder. Todos los presentes interpretan la canción del Artillero, y con ella comienza la transformación de esta ciudad. Es un momento muy especial, no importa si es la primera vez que lo vives o si no te lo has perdido ni un solo año, la magia que se crea es única. 

 

Las fiestas de la capital de Gipuzkoa destacan por el Concurso Internacional de fuegos artificiales, cada noche tiene lugar un despliegue de estos en la Bahía de la Concha para sorprender con la creatividad y majestuosidad de la pirotecnia procedente de diversos lugares a todo el que se acerca a verlos. Solo necesitas un bocadillo o un helado, una toalla o hamaca para disfrutar como un donostiarra más de ese momento. 

 

También es un evento muy reconocido de esta semana grande, la travesía a nado desde Getaria hasta Donosti. Y además, puedes presenciar carreras de caballos, el torneo de volley-playa o la demostración de herri-kirolak, el deporte rural vasco, es algo que encanta a los más pequeños pero que entretiene por igual a los mayores. 

 

Para los más txikis, la semana está llena de actividades: talleres, cabezudos, gigantes, toros de fuego, juegos, música… ¡Unas fiestas que disfrutar en familia!

 

Semana Grande de Bilbao (del 17 al 25 de agosto)

 

Para acabar el mes festivo, solo nos queda conocer las fiestas de la capital vizcaína. Hace unos años nadie hubiera dicho que Bilbao iba a acoger tantos visitantes y actos en sus fiestas, pero estos últimos, está muy de moda y Bilbao se convierte en otra ciudad. 

 

El txupinazo siempre es lanzado por una mujer, vestida con el traje tradicional que anima al resto de personas allí presentes. Después del pregón, llega el momento más esperado, la Marijaia, una muñeca con los brazos en alto, símbolo de las fiestas se asoma al balcón del teatro Arriaga y la gente estalla de alegría. 

 

 El secreto del buen ambiente que se crea esos días en la ciudad, reside en las cuadrillas. Quienes decoran de formas muy diferentes las txosnas situadas alrededor de la ría de Nervión, creando una zona de bailes, música y gastronomía vasca que no te puedes perder, ¡la fiesta en la calle!

 

 Por supuesto, tampoco falta la degustación de pintxos, conciertos, pasacalles… Ni el deporte, torneo de pelota vasca con participantes de alto nivel. 

 

El último día, Marijaia es quemada en la plaza del teatro ante todos los espectadores, lo cual significa que las fiestas han acabado, al menos hasta el año que viene que la volverán a ver en el balcón. 

 

Y … después de saber esto, ¿qué me dices? Tu tampoco te vas a perder este año las fiestas ¿verdad?, ¡arriba las manos y a bailar!

 

Leave a Reply