fbpx

Gurea ¿Por qué elegimos la leche fresca?

La leche de vaca, por sus características nutricionales, es una de las bebidas más completas a nuestro alcance. Nuestra fiel acompañante de postres, desayunos y cafés a diario es sin duda de los alimentos más consumidos. La leche se considera la bebida del bienestar de la naturaleza ya que nos proporciona proteínas de la mejor calidad además de ser alta en Calcio, Vitaminas del Grupo B y en Vitaminas A, D y E.

Pero cada vez son más los que se pasan a la leche fresca, esa que su sabor nos hace viajar en el tiempo. La leche fresca a diferencia de la leche normal es sometida a un proceso térmico denominado pasteurización, donde la leche alcanza 74ºC de temperatura durante 15 segundos. Esto proporciona un sabor más intenso y una óptima conservación de todas las propiedades y características. Este proceso permite mantener la casi totalidad de las vitaminas y aminoácidos esenciales, de esta forma el consumidor recibe la leche lo más parecido posible a su estado natural.

Gracias a los avances técnicos y científicos se ha demostrado que no es cierto que la leche fresca caduque muy deprisa. Conservada en la nevera entre 2ºC y 6ºC, puede durar hasta tres semanas.

Según Carlos Spuch, investigador en el Instituto de investigación sanitaria Galicia sur, este tipo de leche tiene capacidad para mejorar la flora intestinal, reducir la hipertensión arterial, ayudar a tener un sueño de más calidad e incluso tiene propiedades que ayudan a
adelgazar.

Por eso desde Kaiku te ofrecemos nuestra leche fresca Gurea. Esta leche reúne los índices de calidad más altos, superando la normativa europea más exigente en cuanto a calidad nutricional y requisitos higiénico-sanitarios exigidos. Además esta es la única leche que posee el Label Vasco de calidad. También ofrecemos nuestro yogur natural de receta artesana elaborado con leche fresca de nuestras vacas.

La leche se recoge a diario en los baserris, y posteriormente es depositada en cisternas isotérmicas. Después de seguir todo el proceso de pasteurización es sometida a rigurosos controles de calidad. Eusko label verifica la calidad de la leche Gurea de Kaiku, tanto en recogida como una vez envasada. Tras esto, la leche llega al cliente en tan solo 2 días. Su envasado permite mantener el auténtico sabor, proteínas, vitaminas y calcio de la leche recién ordeñada.

¡Aprovecha y prueba la leche Gurea para una fácil y deliciosa crema de lima y limón! ¿O quizás prefieres unas natillas con galleta? ¡Tu eliges!

El consumo de leche fresca es una forma de apoyar el desarrollo rural, ayudar al equilibrio del ecosistema y asegurar la rentabilidad de las granjas. Te animamos a probar nuestra leche fresca Gurea ¡Seguro que te encantará!